Productividad y bienestar: beneficios de trabajar al lado de tu(s) mejor(es) amigo(s), TU(S) MASCOTA(S). 

Productividad y bienestar: beneficios de trabajar al lado de tu(s) mejor(es) amigo(s), TU(S) MASCOTA(S). 

Estamos felices de compartir la magia de lo que nos ha implicado trabajar con nuestras mascotas. No deseamos excluir a los gatitos, pájaros, hámsters u otras mascotas, en este BLOG nos centraremos en los amigos perrunos porque la mayoría de estudios se basan en perros… así que te invitamos a leernos y a sorprenderte con los beneficios que tiene para nosotros estar al lado de nuestro(s) animal(es) durante el trabajo desde casa. 

“El vínculo con un perro es el más duradero de esta tierra” – Konrad Lorenz

 

Cuándo hablamos de trabajo en modalidad Home Office, no podemos dejar de lado las responsabilidades hogareñas que nos competen, dentro de estas necesidades, a quiénes vivimos con perros, nos conectan con la realidad, una realidad que puede ser realmente hermosa, o un reto para muchos otros. 

 

Algunos estudios que se han realizado en el campo del Home Office y las personas que viven con perros evidencian los aportes que tienen para sus humanos, por ejemplo, la teoría de los eventos afectivos (AET) propuesta por Howard M. Weiss y Russell Cropanzano en 1996, explica puntualmente que los eventos en el lugar de trabajo, ocasionan reacciones emocionales en los empleados que influyen en sus actitudes y comportamientos,  además de que generan la necesidad de profundizar en estructuras y procesos afectivos en procesos organizacionales, teniendo en cuenta sus dinámicas cambiantes. 

 

 

Por otro lado, Junca-Silva (2023) en su estudio “Pawing Uncertainty! How Dogs Attenuate the Impact of Daily Hassles at Work on Uncertainty” explicó el papel de los perros como moduladores del estrés e incertidumbre en el trabajo teniendo en cuenta la teoría de eventos afectivos (AET). A su vez, refieren como los “microeventos diarios” pueden afectar el estado de ánimo, la cognición y el comportamientos de los humanos – empleados. En contraposición, los eventos conocidos como “daily hassles” o molestias diarias laborales pueden causar irritación y frustración, generando una sensación de incertidumbre, esta incertidumbre puede afectar la capacidad de adaptación de los empleados a situaciones laborales cambiantes, justo en ese escenario, la presencia de un animal de compañía puede influir en esta relación, actuando como un factor de apoyo emocional y reduciendo la percepción de incertidumbre en el contexto laboral, aspecto que también se puede relacionar con otras situaciones de la vida, como en una enfermedad, cambio de casa o dificultades de pareja. 

 

La AET (Teoría de Eventos Afectivos) propone una organización de las emociones y los estados de ánimo como itinerario para ser estudiadas en las reacciones de los empleados en el campo laboral, para probar el modelo propuesto, se recogieron datos diarios durante diez días laborales de una muestra de trabajadores que laboraban desde casa en modalidad de trabajo remoto o HomeOffice. Resultados: MASCOTAS: 49.3 % tenía perros. 50,7 % sin mascotas. SEXO: Mujeres 60 %, Hombres 40 %. EDAD: 33 a 71 años. GRADO ACADÉMICO: 60 % universitario, 40 % secundaria. DEDICACIÓN LABORAL: 35,48 horas semanales. CAMPO LABORAL: Gestión: 42,5 %, Servicios: 35,2 %. Educación: 22,3 %

 

A partir de los datos previamente referidos, el análisis se centró en identificar cómo las molestias diarias influyeron en el rendimiento adaptativo a través de la incertidumbre percibida por los empleados, y cómo la convivencia con un perro puede moderar esta relación. Este hallazgo subraya el efecto atenuador de los perros sobre la incertidumbre causada por las molestias diarias en el trabajo. 

 

Este estudio avanzó en el conocimiento sobre el “efecto de pata” (pawing-effect), que se refiere a la reducción de la incertidumbre ante las molestias diarias en los cuidadores de perros, y abrió nuevas vías de investigación sobre el papel de las interacciones humano-perro en los resultados laborales. 

El estudio concluyó que los perros pueden desempeñar un papel significativo en la moderación de la incertidumbre percibida por los empleados ante las molestias diarias en el trabajo. Los perros no solo nos proporcionan apoyo emocional, sino que también pueden mejorar la capacidad de adaptación de los empleados a situaciones laborales cambiantes, ya que las organizaciones que fomentan un ambiente de trabajo amigable con las mascotas podrían ver mejoras en el bienestar y el rendimiento de sus empleados.

En esta línea, nos queda claro que los estudios de los beneficios de la compañía de los animales perrunos no es reciente, sino que hay datos desde la década de los 90, sin duda alguna, posterior a la pandemia del COVID – 19, se incrementó el número de personas que están laborando desde la estructura de HOME OFFICE o trabajo remoto, en este sentido, el 12,7% de los empleados a tiempo completo trabajan desde casa y el 28.2 % está en un modelo híbrido (casa – oficina) y sigue manteniendo contacto con los peludos.  

A continuación, te presentamos una síntesis de los beneficios en el campo de la salud mental, física y emocional; de tener la compañía de los peludos en nuestro espacio laboral en casa.

Beneficios en la Salud Mental

  1. Reducción del estrés: la presencia de mascotas puede disminuir los niveles de cortisol, la hormona comúnmente relacionada con el estrés. Estudios han demostrado que interactuar con animales puede reducir significativamente los niveles de esta hormona, promoviendo una sensación de calma y bienestar. 

Un estudio de la Universidad de Missouri-Columbia encontró que la interacción con perros puede aumentar los niveles de oxitocina, la llamada “hormona del amor”, que mejora los sentimientos de felicidad y reduce el estrés.

OJO: El cortisol y la adrenalina en dosis pequeñas se convierten en motivadores, que nos favorecen el grado de estar alerta y activación en las situaciones laborales y de la vida diaria. 

  1. Aumento de serotonina y dopamina: estos neurotransmisores están asociados con la felicidad y el placer, el contacto con los animalitos como por arte de magia, pueden mejorar el estado de ánimo y combatir la depresión, en tanto nuestras mascotas nos pueden proporcionar el consuelo emocional y reducir los sentimientos de soledad, lo que es particularmente beneficioso durante largos periodos de trabajo en el contexto del home office.

En complemento con las investigaciones de la Universidad de Miami y la Universidad de Saint Louis muestran que los dueños de mascotas tienden a tener una mayor autoestima y menos miedo de la soledad.

Beneficios en la Salud Física

  1. Reducción de la presión arterial: las personas que interactúan regularmente con sus mascotas tienden a tener una presión arterial más baja, lo que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ello a su vez aporta en la sensación de bienestar en las actividades laborales. 

Según la American Heart Association, tener una mascota, especialmente un perro, puede estar asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

2. Aumento de la actividad física: los perros, en particular, necesitan paseos regulares, lo que obliga a sus dueños a salir y moverse en franjas específicas del tiempo.

OJO: (Por más presión y actividades la laborales, intenta ser riguroso con el tiempo de paseos con los perros, los riesgos de infección del sistema urinario y digestivo aumenta cuando ellos deben aguantar por mucho tiempo, aspecto que reduce su calidad de vida y te expone a tensiones futuras innecesarias y prevenibles). 

Sacar a pasear a los perritos, nos contribuye a mantener una rutina de ejercicio regular, mejorando la salud cardiovascular y general, aprovecha para variar tu actividad, incluye sentadillas o trote para complementar la marcha lenta. 

3. Sistema inmunológico: la exposición a animales domésticos desde temprana edad puede fortalecer el sistema inmunológico, reduciendo la probabilidad de desarrollar alergias y enfermedades respiratorias, aspecto que te puede seguir protegiendo si puedes realizar tus actividades laborales desde casa.

OJO: ten precaución en los momentos en los que debas salir de casa, intenta usar máscara o tapabocas si entras a un transmilenio o servicio de transporte público masivo, aunque tengas un buen sistema inmunológico protégete porque estar en casa todos los días podría exponerte a contagiarnos más fuertemente en otros entornos. 

Beneficios en la Salud Emocional

  1. Compañía y apoyo emocional: las mascotas proporcionan una fuente constante de amor y afecto incondicional, lo que puede ser un gran apoyo emocional, especialmente durante tiempos difíciles o estresantes de los días laborales.
  2. Sentido de propósito: cuidar de una mascota puede dar un sentido de propósito y rutina, lo que es beneficioso para la salud mental y emocional, especialmente en situaciones de trabajo remoto donde las estructuras de tiempo pueden ser más flexibles.
  3. Mejora de las relaciones interpersonales: las mascotas pueden ser un tema de conversación y un punto de conexión entre las personas, fomentando la interacción social y el fortalecimiento de relaciones con tus compañeros de trabajo. Sin duda alguna que pase tu gatito sobre el pc durante una reunión virtual podría convertirse en un motivo de risas y comentarios. 

Así qué… que vivan los entornos laborales desde casa en compañía de nuestros peludos

Si te interesa saber más, puedes leernos en www.geniality.com.co y seguirnos en nuestras redes sociales.

 

Nota: este blog fue construido en un 30 % con apoyo de recursos de inteligencia artificial. En GENIALITY estamos comprometidos con la calidad de las publicaciones y en reconocer las fuentes y recursos que empleamos. 

 

Importancia de la negociación en ventas: estrategias basadas en evidencia

Importancia de la negociación en ventas: estrategias basadas en evidencia

La negociación colaborativa, también conocida como negociación ganar-ganar, se centra en encontrar soluciones que beneficien a ambas partes. En lugar de competir por recursos limitados, las partes colaboran para crear valor adicional. Esta estrategia no solo mejora las relaciones comerciales, sino que también puede conducir a acuerdos más sostenibles y satisfactorios.

Beneficios:

  • Fortalece las relaciones a largo plazo.
  • Fomenta la confianza y la cooperación.
  • Genera soluciones creativas y mutuamente beneficiosas.

Ejemplo Práctico: imaginemos una situación en la que una empresa de tecnología necesita componentes de alta calidad para sus productos. En lugar de presionar al proveedor por un precio más bajo, la empresa colabora con el proveedor para mejorar la eficiencia de la producción, reduciendo costos para ambos, y asegurando un suministro constante de componentes de alta calidad.

Análisis de Intereses: 

El análisis de intereses implica identificar y comprender las necesidades, deseos y preocupaciones subyacentes de ambas partes en una negociación. Al enfocarse en los intereses en lugar de las posiciones, los negociadores pueden encontrar soluciones que satisfagan a ambas partes, aplicándolo mediante los siguientes puntos:

  1. Identificación de intereses: preguntar y escuchar activamente para descubrir los verdaderos intereses de la otra parte.
  2. Generación de opciones: proponer múltiples opciones que puedan satisfacer los intereses de ambas partes.
  3. Evaluación conjunta: analizar las opciones junto con la otra parte para encontrar la mejor solución posible.

Negociación Colaborativa en el Sector Automotriz

En un estudio realizado por la Universidad de Harvard, se analizó una negociación entre un fabricante de automóviles y un proveedor de piezas. Al adoptar un enfoque colaborativo, ambas partes lograron reducir costos y mejorar la calidad del producto final, resultando en un aumento significativo de las ventas y la satisfacción del cliente. La negociación en ventas es una habilidad esencial que puede transformar el éxito de un empresario. Al adoptar estrategias basadas en evidencia como la negociación colaborativa y el análisis de intereses, así los empresarios pueden lograr resultados más satisfactorios y sostenibles.

Según un estudio publicado en la Journal of Marketing (Smith et al., 2020), las habilidades de negociación eficaces pueden aumentar significativamente las tasas de conversión y la satisfacción del cliente. Además, la negociación efectiva ayuda a las empresas a manejar objeciones, ajustar ofertas y crear valor tanto para el comprador como para el vendedor.

1. Preparación y planeación: antes de entrar en una negociación, es fundamental comprender las necesidades y deseos del cliente. Una preparación meticulosa puede marcar la diferencia entre un acuerdo exitoso y uno fallido.

 

2. Comunicación clara y eficaz: la comunicación es clave en cualquier negociación, la claridad en la comunicación puede ayudar a evitar malentendidos y construir confianza.

3. Flexibilidad y Adaptabilidad: ser flexible y adaptable durante la negociación permite a los vendedores ajustarse a las condiciones cambiantes y encontrar soluciones mutuamente beneficiosas 

4. Construcción de Relaciones: fomentar una relación de confianza con el cliente puede facilitar la negociación y aumentar la probabilidad de un cierre exitoso, ya que si encuentran algo familiar en nuestro discurso o les interesa lo que se le ofrece, se puede construir una relación fructífera para ambas partes.

  • Las habilidades de escucha activa pueden mejorar las tasas de cierre en un 50%: según un estudio de la Universidad de California, Berkeley, los vendedores que practican la escucha activa durante las negociaciones tienen una mayor probabilidad de cerrar ventas exitosamente, ya que entienden mejor las necesidades y preocupaciones de los clientes.

La negociación en ventas es un arte que requiere preparación, habilidad y una comprensión profunda de las necesidades del cliente. Al aplicar estrategias basadas en evidencia y seguir las ocho etapas del proceso de ventas, las empresas pueden mejorar sus tasas de éxito y construir relaciones sólidas y duraderas con sus clientes. En un mercado competitivo, la capacidad de negociar eficazmente puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Aprende estrategias científicas para dejar atrás la procrastinación

Aprende estrategias científicas para dejar atrás la procrastinación

Todos hemos pasado por ese momento en el que nos sentamos frente a la computadora con la firme intención de trabajar en esa tarea importante, y a los 20 minutos después nos encontramos inmersos en otra tarea. Pero, ¿por qué hacemos esto? ¿Qué hay detrás de esa fuerza que nos empuja a posponer lo inevitable?

 

La Batalla Interna: Razonamiento vs. Impulsos

Para entender por qué procrastinamos, primero debemos echar un vistazo a la estructura de nuestro cerebro. Tim Urban, en su famoso blog “Wait But Why“, describe esta lucha interna como una batalla entre el “Tomador de Decisiones Racionales” y la “Ilusión de la Gratificación Instantánea”.  Aunque esta analogía es simple, la ciencia respalda la existencia de esta dualidad. Por su parte, el psicólogo Daniel Kahneman, ganador del Premio Nobel, describe dos sistemas de pensamiento en su libro “Thinking, Fast and Slow”, el sistema uno es rápido, automático y emocional; mientras que el sistema dos es lento, deliberado y lógico. La procrastinación surge cuando el sistema uno, buscando gratificación instantánea, toma el control sobre el sistema dos, que está orientado a metas a largo plazo.

Los estudios sobre la “gratificación diferida” que llevaron a cabo  Walter Mischel y sus colaboradores durante los años 60 y 70 en niños, arrojaron que la capacidad para postergar la gratificación en la infancia se relaciona con el éxito posterior en diversos ámbitos de la vida. El niño que come un malvavisco al instante en lugar de esperar unos minutos y obtener dos como recompensa, muestra dificultades para controlar su impulsividad. Una falta de autocontrol que se traduce no solo en problemas académicos sino también emocionales y sociales en el futuro: baja tolerancia a la frustración, poca capacidad para planificar y organizar tareas o escaso compromiso con los objetivos a largo plazo, son algunas consecuencias derivadas del bajo control de las conductas impulsivas. Esta idea está fuertemente vinculada con los conceptos actuales de inteligencia emocional y autoeficacia propuestos por Daniel Goleman y Albert Bandura respectivamente: ambos autores coinciden en afirmar que una parte importante del éxito personal depende de nuestra habilidad para regular emociones y comportamientos ante situaciones desafiantes a lo largo de nuestras vidas.

 

Ahora bien ¿Cómo se desarrolla esa capacidad? Por un lado parece innato puesto que ya desde edades muy tempranas podemos observar cómo algunos niños son capaces de esperar más tiempo que otros antes de obtener un premio prometido (por ejemplo, jugando al escondite o esperar su turno para disfrutar una atracción). Por otro lado también sabemos que existen factores ambientales capaces de potenciar o dificultar su aparición (por ejemplo: enseñar estrategias básicas para resistir tentaciones).

El concepto del “Mono de la Gratificación Instantánea” mencionado por Tim Urban es, en verdad, un espejo de cómo nuestro cerebro está conectado para buscar recompensas en el momento. Este fenómeno tiene sus raíces en la teoría de la Gratificación Diferida que fue popularizada por el conocido “Experimento del Malvavisco” llevado a cabo por Walter Mischel en los años 60. Los niños que podían esperar y obtener una recompensa mayor (dos malvaviscos en lugar de uno) mostraron tener más éxito en la vida años más tarde.

 

 

La dopamina y el circuito de recompensa

La dopamina es un neurotransmisor asociado con el placer, y juega un papel importante en la procrastinación, ya que las actividades que nos brindan recompensas inmediatas como consultar las redes sociales, nos hacen sentir mejor de forma instantánea, pero contrastan con las tareas que tienen beneficios a largo plazo y no provocan una liberación inmediata de dopamina. Y aunque esto no es un fenómeno nuevo, se ha visto incrementado en la procrastinación por la proliferación de dispositivos digitales.

Según Steel (2007), hasta el 20% de los adultos son procrastinadores crónicos. Las plataformas digitales están diseñadas para captar nuestra atención y aprovechar nuestros instintos naturales de novedad y recompensa. Es útil comprender por qué procrastinamos, pero también necesitamos estrategias prácticas para superar el hábito.

A continuación mostraremos algunas técnicas respaldadas por investigaciones para disminuir y eliminar nuestros tiempos muertos:  

1. Divide las tareas en pasos más pequeños: la parálisis ante tareas abrumadoras se puede aliviar dividiéndolas en partes manejables. Por ejemplo, la técnica Pomodoro sugiere trabajar en intervalos de 25 minutos con breves descansos entre ellos para ayudar a mantener la concentración y la motivación (Cirillo, 2006).

2. Establece metas claras y alcanzables: la teoría del establecimiento de metas de Locke y Latham (2002) enfatiza la importancia de establecer metas específicas y desafiantes, los objetivos claros no sólo proporcionan dirección, sino que también mejoran la motivación y el rendimiento.

3. Se puede utilizar un sistema de recompensas y castigos para fomentar el comportamiento deseado. Ariely y Wertenbroch (2002) descubrieron que las recompensas inmediatas pueden inhibir eficazmente la procrastinación, especialmente cuando se combinan con la autorregulación.

La procrastinación es un fenómeno complejo influenciado por una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales, si bien puede resultar tentador culpar a la era digital de nuestra tendencia a procrastinar, la realidad es que esta batalla interna entre la gratificación instantánea y la gratificación a largo plazo existe desde hace siglos. Al comprender las causas de la procrastinación y aplicar estrategias basadas en investigaciones, podemos comenzar a ganar esta batalla diaria y avanzar hacia nuestras metas de manera más eficiente, clara y con menos estrés.

Open chat
GEN.iality
¡Bienvenido a GENIALITY!

¿Necesitas información?