“Los olores y sabores, más allá de sus efectos placenteros o desagradables, están íntimamente ligados a la evocación, tienen que ver con la memoria (…) el ser humano tiene la capacidad de reconocer hasta 10.000 olores diferentes.” Etcheverry, el cerebro que huele.

Si hasta ahora estás llegando, es vital que sepas que en los Blog de Geniality nos encanta hacer publicaciones sobre la relación CEREBRO + MENTE + CUERPO = SALUD & BIENESTAR, además de que llevamos estos temas a la cotidianidad laboral, ya sea desde tu oficina o desde la realidad del home office, que como vimos en publicaciones previas ocupa aproximadamente el 81 % de los empleados en América Latina están trabajando en esta modalidad. 

En esta publicación nos centraremos en esas sensaciones olfativas que nos pueden acercar o alejar, en  la importancia de los olores en el cerebro y cómo ciertos aromas pueden contribuir a la relajación y al alivio del estrés en el contexto laboral o en una situación de vida particular. 

IMPORTANTE: el sentido del olfato es uno de los sentidos más poderosos y subestimados que poseemos. Desde evocar recuerdos de la infancia hasta influir en nuestro estado de ánimo, los olores tienen un impacto en nuestra sensación de bienestar.

El sentido del olfato y el cerebro, conexiones indelebles

Cuando inhalamos un aroma, las moléculas olorosas u odoríferas generadas en la naturaleza o en la actividad humana, se adhieren a los receptores del epitelio olfativo e ingresan directamente al bulbo olfatorio,  Estos receptores envían señales directamente al bulbo olfativo y de ahí, envía señales al cerebro y específicamente al sistema límbico, el cual se encarga del procesamiento y gestión de las emociones y los recuerdos. Esta conexión directa explica por qué los olores pueden desencadenar recuerdos y emociones de manera fuerte y constante. 

DEBES SABER: el Nobel de Medicina de 2004 fue otorgado a  Richard Axel y Linda Buck por “realizar un avance excepcional en la exploración de uno de los sentidos humanos más profundos”.

La ciencia de los olores y los beneficios para el cerebro, la mente y el cuerpo:

La ciencia de los olores, se acerca no solo al estudio químico, análisis fisiológico, sino que también se debe relacionar con la aromaterapia, concepto más cercano en acciones o procesos de relajación, activación energética y manejo del estrés laboral y en otros aspectos de la vida. 

Sobre la aromaterapia, Avello et al (2011) de la Universidad de Concepción en Chile, la consideran como: 

“La aromaterapia es una terapia complementaria que utiliza aromas sintéticos o naturales con el fin de alcanzar efectos terapéuticos en el organismo. (…) La fitoterapia se refiere al estudio de los efectos de los aceites esenciales (mezclas de sustancia aromáticas volátiles)”

Tomado de Canva pro

En general, la aromaterapia es una práctica que utiliza aceites esenciales y otros compuestos aromáticos para mejorar el bienestar físico y emocional. Los aceites esenciales son extractos concentrados de plantas que capturan sus aromas naturales. Algunos de los beneficios más destacados de la aromaterapia incluyen:

  • Reducción del estrés: Aromas como la lavanda, el sándalo y la bergamota tienen propiedades calmantes que pueden reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés.
  • Mejora del Sueño: El aroma de la manzanilla y el jazmín son conocidos por promover un sueño reparador, ayudando a las personas a relajarse y descansar mejor.
  • Aumento de la energía: Cítricos como el limón y la naranja pueden elevar el ánimo y aumentar la energía, combatiendo la fatiga y mejorando la concentración.
  • Alivio del Dolor: Algunos aceites esenciales, como la menta y el eucalipto, pueden tener efectos analgésicos y antiinflamatorios, ayudando a aliviar dolores de cabeza y musculares.

Cómo Utilizar los Aromas para la Relajación

Integrar los aromas en tu rutina diaria puede ser sencillo y efectivo. Aquí hay algunas maneras de hacerlo:

  1. Difusores de Aceites Esenciales: Utilizar un difusor para dispersar los aceites esenciales en el aire puede llenar tu espacio con aromas relajantes.
  2. Baños Aromáticos: Agregar unas gotas de aceites esenciales a tu baño puede crear una experiencia de spa en casa.
  3. Inhaladores Personales: Los inhaladores portátiles son una excelente manera de llevar tus aromas favoritos contigo y usarlos cuando necesites un momento de calma.
  4. Velas y Sahumerios: Las velas perfumadas y los sahumerios pueden crear un ambiente acogedor y relajante en tu hogar.

Conclusión

Los olores tienen una capacidad única para influir en nuestro estado emocional y mental. Al comprender y utilizar el poder de los aromas, podemos crear ambientes que promuevan la relajación, el bienestar y una mejor calidad de vida. Así que la próxima vez que sientas estrés o ansiedad, considera recurrir a la aromaterapia y descubre cómo un simple aroma puede transformar tu día.

 

Si te interesa saber más, puedes leernos en www.geniality.com.co y seguirnos en nuestras redes sociales. MÁS QUE TRABAJO, UNA EXPERIENCIA DE VIDA

 

Nota: este blog está construido en un 35 % con apoyo de recursos de inteligencia artificial. En GEN.IALITY estamos comprometidos con la calidad de las publicaciones y en reconocer las fuentes y recursos que empleamos, por eso hiper linkeamos los recursos de imágenes y citamos fragmentos con la fuente principal o secundaria. 

 

Enlaces digitales:

1. Etcheverry (2005). El cerebro que huele Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2004.  ISSN 0025-7680 EDITORIAL MEDICINA (Buenos Aires) 2005; 65: 170-172

 

Open chat
GEN.iality
¡Bienvenido a GENIALITY!

¿Necesitas información?