Definitivamente la relación mente, cuerpo y salud es directa en todos los escenarios laborales. En GEN.IALITY nos interesa generar contenidos de calidad y por eso, te proponemos información de valor a esta relación: MENTE – CUERPO – SALUD en el entorno del home office, para gradualmente desarrollarla en otros ambientes de trabajo cotidiano. 

En nuestro anterior blog hablamos de los animalitos y la relación del bienestar laboral, específicamente en el home office, también identificamos algunos aspectos físicos, mentales y emocionales que se benefician al tener un animal en nuestro escenario de trabajo. En complemento con esto, a continuación, publicaremos 3 blogs específicos centrándonos en tres áreas del cuerpo (manos, zona lumbar y cuello), claro, sabemos que existen los pies, las rodillas y otras zonas relevantes en nuestras postura cuando estamos laborando, sin embargo, nos enfocaremos en estas zonas principalmente. 

Antes de adentrarnos en este importante tema, sin duda alguna, debemos reconocer que las manos son una de las herramientas más valiosas en cualquier industria, por ello es muy importante protegerlas, ya que las lesiones por accidentes en las manos representan una de las principales causas de receso laboral y rehabilitación, por supuesto, esto puede impactar nuestra salud emocional y laboral. 

 

Según el National Geographic los dedos pulgares han sido motivos de investigación sobre la evolución del cerebro y el desarrollo de las herramientas tecnológicas, al punto, que hoy por hoy hay dudas que no se han logrado resolver. Lo que sí tiene evidencia, es que el pulgar fue crucial en el desarrollo de la especie humana en los últimos dos millones de años. En este sentido, las manos son tan importantes como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, y qué más decir, para expresar nuestras ideas en los empleos que desarrollamos en el home office. 

Lo anterior, se complementa con algunos datos curiosos y reales sobre las manos, que tal vez no sabías: 

  1. Las manos de los humanos tienen 27 huesos cada una
  2. Los koalas y los humanos, son los únicos que tienen dedo pulgar
  3. El pulgar es uno de los dedos más complejos y útiles, para sincronizar el movimiento se requieren 9 músculos, 3 nervios y la activación de la corteza prefrontal del cerebro
  4. La piel de las palmas de las manos no cuentan con melanocitos o células que dan color a la piel como mecanismo de protección ante la exposición a diferentes tipos de rayos, por lo que no se pueden broncear. 

Las manos y su relación entre la salud física y emocional en el home office 

Según Security Culture, la seguridad de las manos se orienta a la toma de acciones conscientes para proteger esta parte del cuerpo de lesiones y exposición a peligros físicos como cortes, quemaduras o exposición a sustancias nocivas para los tejidos (huesos, ligamentos, músculos, piel), por otro lado, tiene que ver con la funcionalidad asociada a las actividades de la vida cotidiana, motivo por el cual, debemos generar actividades específicas para cambiar de posición y evitar la fatiga muscular, y más si del uso del computador en el entorno del Home Office es del que estamos hablando, y es que cuando hablamos de pausas activas, estamos intentando cambiar el chip de “ejercicios rutinarios aburridos por que me tocan”, sino de verlas y hacerlas, como una invitación y camino para aprovechar los beneficios asociados a la respiración y liberación de sustancias y hormonas por parte de nuestro cerebro que nos generan bienestar, como de la serotonina que generan sensación de felicidad y placer. 

Ejercicios para las manos y pausas activas: 

Mantén tus manos y cuerpo en movimiento: las actividades repetitivas, como digitar más de 8 horas al día en el computador y el teléfono celular, se asocia con el aumento de la tensión y fatiga en las manos y muñecas, además de que genera sensación de rigidez o endurecimiento que no solo se queda en estas partes del cuerpo, sino que se extiende a los brazos, a la espalda y al cuello… es decir, a todo el cuerpo. 

Aquí te presentamos algunos ejercicios sencillos para mantener la movilidad y prevenir lesiones:

  • Estiramientos de manos y dedos: realiza estiramientos de los dedos, gira las muñecas hacia adentro y hacia atrás, abre y cierra los puños. Hazlo durante 5 minutos cada hora.
  • Ejercicios de fortalecimiento: usa una pelota de estrés o una banda elástica para fortalecer los músculos de las manos y los antebrazos.
  • ¡Recuerda! Realizar las pausas activas incrementa la circulación sanguínea y reduce el cansancio físico y mental durante la jornada laboral. 

Tip: Te invitamos a configurar alarmas o recordatorios en tu teléfono para recordar hacer estas pausas activas dentro de tus actividades del home office.

Ejercicios de respiración y relajación con las manos:  

Algunas de las técnicas más importantes para tener calma en momentos de estrés, preocupación e incluso melancolía  son mantener una respiración concentrada, te compartiremos algunas pausas activas que tienen en cuenta la respiración y podemos complementar con ejercicios de estiramiento en nuestras manos: 

  • Respiración diafragma: coloca una mano en tu estómago y la otra en tu pecho e inhala lentamente a través de tu nariz, dirigiendo el aire hacia abajo, hacia tu diafragma. Debes sentir cómo tu estómago se expande, luego exhala lentamente a través de tu nariz, enfocándote en la sensación de tus manos que se bajan a medida que tu estómago se vacía. Repite este ejercicio durante unos minutos.
  • Respiración 4-7-8:  esta técnica de respiración te ayuda a relajarte y para las personas que sufren de insomnio,  a dormir más fácilmente e incluso pacientes con sintomatología respiratoria crónica.  Inhala suavemente a través de tu nariz durante 4 segundos, luego mantén la respiración durante 7 segundos. Finalmente, exhala lentamente a través de tu nariz o boca durante 8 segundos. Repite este ejercicio durante unos minutos.
  • Ejercicio de relajación progresiva: comienza con las puntas de los dedos de los pies y tensa y relájate cada músculo individualmente, trabajando hacia arriba hasta que llegues a la cabeza. Mantén cada tensión durante unos segundos antes de relajarte y pasar al siguiente músculo.
  • Técnica de relajación corporal autógena: esta técnica involucra imaginar que cada parte del cuerpo se está volviendo pesada y relajada. Comienza con los pies y mueve tu atención hacia arriba a medida que avanza a través de cada parte del cuerpo.
  • Ejercicio de relajación visualizada: imagina un lugar tranquilo y sereno, como una playa o un bosque. Centra tu atención en los detalles de este lugar, como el sonido de las olas o el olor a pinos. A medida que te sumerges en esta visualización, permite que tu cuerpo se relaje y deje ir cualquier tensión.

Recuerda que estos ejercicios de respiración y relajación no son una cura milagrosa, pero pueden ayudarte a reducir el estrés y mejorar tu bienestar mental y físico. Si tienes problemas de salud mental o física, consulta a un profesional de la salud para obtener asesoramiento y tratamiento adecuados. 

Si te interesa saber más, puedes leernos en www.geniality.com.co y seguirnos en nuestras redes sociales.

 

Nota: este blog está construido en un 25 % con apoyo de recursos de inteligencia artificial. En GEN.IALITY estamos comprometidos con la calidad de las publicaciones y en reconocer las fuentes y recursos que empleamos. 

Open chat
GEN.iality
¡Bienvenido a GENIALITY!

¿Necesitas información?