Construir una cultura de aprendizaje corporativo es esencial para impulsar la productividad, la satisfacción laboral y la retención del talento en cualquier empresa. No se trata solo de implementar planes de formación, sino de cultivar una mentalidad de aprendizaje gamificada (divertida y creativa) en toda la organización.

Por eso, en este artículo vamos a explorar a detalle, ¿Qué implica el aprendizaje corporativo?, los beneficios que ofrece, los elementos clave a tener en cuenta y cómo fomentar una cultura de aprendizaje en tu empresa.

 

En el ámbito corporativo, el aprendizaje se refiere a un conjunto de estrategias, normas y prácticas diseñadas por una organización para fomentar una mentalidad de crecimiento y desarrollo continuo en todos sus miembros. Va más allá de simplemente implementar programas de formación; su enfoque radica en empoderar a los empleados para que adquieran conocimientos y habilidades relevantes, los apliquen en su trabajo diario y los compartan con sus colegas. Este intercambio de conocimientos y experiencias crea una cultura de aprendizaje dinámica que se integra en la identidad misma de la empresa, fluyendo de persona a persona y permeando cada rincón de la organización.

Beneficios del aprendizaje corporativo:

La importancia del aprendizaje corporativo se observa en el desempeño de las personas, en los procesos, tareas de la organización, y en los productos o servicios que responden a las necesidades de los clientes. Aquí compartimos las más importantes ventajas del aprendizaje corporativo: facilita el desarrollo profesional de cada persona, minimiza las brechas de habilidades y conocimientos, mejora los niveles de productividad y eficiencia, promueve la experimentación entre los equipos, estimula la innovación empresarial en la organización, reduce la tasa de rotación laboral, y fomenta el sentido de comunidad en la empresa.

Las dimensiones del aprendizaje corporativo, tal como se describen en el blog de Carnegie Foundation, citando el libro “The Fifth Discipline” de Peter Senge, se basan en una serie de patrones de pensamiento, aspiraciones colectivas y el deseo de cultivar una mentalidad de “aprender a aprender”. Estas dimensiones se reflejan en cinco componentes fundamentales del aprendizaje corporativo.

1. Pensamiento sistémico: Reconocer a la empresa como un sistema interconectado permite el desarrollo de una sólida cultura de aprendizaje. Desde las relaciones entre individuos hasta los procesos de gestión y los espacios físicos, todo en la organización debe ser considerado como parte de un sistema integral que facilita el flujo del aprendizaje entre todas las partes involucradas.

2. Maestría individual: Es crucial que la empresa priorice el desarrollo profesional de sus empleados, permitiéndoles alcanzar un nivel de maestría personal en sus roles y contribuciones al equipo. Más allá de proporcionar capacitaciones, es fundamental que los miembros del equipo puedan poner en práctica los conocimientos y habilidades adquiridos, creando así una cultura de aprendizaje que se refleje en la estructura misma de la organización.

3. Enfoque en resultados: El aprendizaje corporativo debe estar orientado hacia la obtención de resultados tangibles y medibles. Esto implica establecer objetivos claros y proporcionar las herramientas necesarias para que los empleados puedan aplicar sus aprendizajes en su trabajo diario, contribuyendo así al éxito y la innovación de la empresa.

4. Colaboración y aprendizaje compartido: Fomentar un ambiente colaborativo donde se comparta el conocimiento y se aprenda de las experiencias de los demás es esencial para el desarrollo de una cultura de aprendizaje sólida. Esto incluye promover la colaboración entre equipos, la retroalimentación constructiva y la creación de espacios para el intercambio de ideas y conocimientos.

5. Adaptabilidad y mejora continua: En un entorno empresarial en constante cambio, es fundamental que la organización fomente la adaptabilidad y la mejora continua. Esto implica estar abiertos a nuevas ideas, aprender de los errores y buscar constantemente formas de innovar y mejorar en todas las áreas de la empresa.

Esquemas Cognitivos:

Los esquemas cognitivos, conocidos también como modelos mentales, son estructuras mentales que cada individuo desarrolla a partir de sus experiencias y conocimientos previos. Identificar y comprender estos patrones es esencial para potenciar el proceso de aprendizaje.

En el ámbito del aprendizaje corporativo, reconocer estos modelos mentales permite entrenar de manera efectiva a los equipos, identificar áreas de mejora y diseñar planes de formación que sean verdaderamente exitosos. A continuación, presentamos una selección de algunos modelos mentales fundamentales:

 

  1. Principio de Pareto
  2. Pensamiento de segundo nivel
  3. Razonamiento probabilístico
  4. Principio de la navaja de Ockham
  5. Filtro de la burbuja

Cultura Colaborativa:

Un elemento fundamental del aprendizaje corporativo en cualquier organización es la creación y el fomento de una cultura colaborativa. Esta cultura no surge de manera autoritaria o por decreto, sino que requiere la participación activa de todos los miembros de la empresa en su formulación. Se construye a través del diálogo continuo, el compromiso individual y la motivación intrínseca.

Para fortalecer esta cultura colaborativa en una organización que valora el aprendizaje corporativo, es crucial utilizar diversos recursos que mantengan viva esta visión compartida. Esto puede incluir la identificación y promoción de intereses comunes entre los equipos, el uso efectivo del storytelling para comunicar mensajes internos, y otras iniciativas similares. Es importante tener en cuenta que esta visión corporativa no es estática, sino que requiere un constante monitoreo, actualización y mejora.

El aprendizaje en comunidad es otro pilar esencial del aprendizaje corporativo, es la disposición para aprender en comunidad. No se trata simplemente de agrupar a las personas en equipos virtuales, sino de fomentar una cultura de colaboración genuina, creatividad colectiva y trabajo en equipo. La herramienta clave para lograr esto es el diálogo, que implica intercambiar ideas, sostener discusiones constructivas y proporcionar retroalimentación horizontal. Es esencial crear un entorno donde cada individuo se sienta empoderado para contribuir con ideas, expresar sus opiniones y plantear preguntas.

Crear un Entorno de confianza es esencial para cultivar un ambiente donde los empleados se sientan seguros para tomar riesgos, expresarse libremente y experimentar sin miedo al juicio. Reconocer y premiar estas actitudes fomenta la solidaridad, la sinceridad y la colaboración en el equipo. Todos los miembros deben sentirse libres de hacer preguntas y admitir errores sin temor a ser juzgados.

Esto comienza con los líderes, quienes deben liderar con el ejemplo compartiendo sus propias experiencias de fracaso, aprendizaje y superación. Al exponer sus propias vulnerabilidades, se establece un entorno de aprendizaje horizontal, seguro y compartido para todos los empleados.

Promover una cultura de aprendizaje explícita es otro aspecto clave para impulsar el aprendizaje corporativo es hacerlo explícito y visible en toda la organización. Esto va más allá de simples declaraciones de intenciones y debe reflejarse en prácticas concretas, políticas organizativas y documentos oficiales.

Una forma efectiva de hacerlo es mediante la organización de eventos específicos de aprendizaje corporativo, integrados en la agenda regular del equipo. Estos eventos pueden incluir almuerzos compartidos con historias de éxito y fracaso, reuniones para reflexionar sobre proyectos y logros, comunidades de interés dentro de la empresa, y días dedicados a reconocer y celebrar aprendizajes individuales y colectivos.

 

Estimular el Intercambio de Conocimientos es esencial para la empresa, facilitar el acceso y la visibilidad de la información mediante la creación de sistemas y herramientas que permitan compartir conocimientos de manera efectiva. Esto incluye la creación de portales de video para tutoriales internos, el uso de plataformas de comunicación como Slack y Microsoft Teams, la publicación de resúmenes de seminarios y webinars, y el acceso a herramientas de colaboración como Notion, Coda, Slack o Trello.

Utilizar tecnología para el aprendizaje corporativo es importante para considerar el uso de soluciones tecnológicas, optimizar el aprendizaje corporativo en la empresa. Plataformas de gestión del aprendizaje (LMS) pueden ser herramientas valiosas para el equipo de Recursos Humanos. Estas plataformas no solo ofrecen acceso a contenido de formación, sino también funcionalidades para monitorear, analizar y reconocer el progreso de los empleados.

En resumen, al fomentar un entorno de confianza, gamificado con un enfoque lúdico, divertido y generando experiencias positivas promueve una cultura de aprendizaje explícita, que logra estimular el intercambio de conocimientos y utilizar tecnología adecuada, para ellos, las empresas pueden crear un sólido entorno de aprendizaje corporativo que impulse el crecimiento y el desarrollo de sus empleados.

Open chat
GEN.iality
¡Bienvenido a GENIALITY!

¿Necesitas información?