Es muy probable que al buscar empleo te hayas topado con el término “habilidades blandas” o soft skills. Estas son las aptitudes sociales y emocionales que una persona posee y utiliza al interactuar tanto con sus pares como con la empresa en la que labora.

En el ámbito laboral, se evalúan diversas habilidades y cualidades para determinar la idoneidad de un individuo para un puesto, las habilidades blandas son cruciales para comprender cómo alguien se desenvolverá en situaciones no técnicas, también conocidas como habilidades interpersonales, esenciales o no cognitivas, son competencias que no dependen de conocimientos técnicos previos, estas son rasgos de personalidad que facilitan la interacción social y la ejecución de tareas específicas.

Son fundamentales para relacionarse efectivamente laborando, tanto con colegas como con clientes, y son requisitos importantes para el éxito profesional.

Te comentamos algunas diferencias entre habilidades blandas y duras, si bien tanto las habilidades blandas como las duras se adquieren con la experiencia y tiempo, cada una tiene características que las distinguen; las habilidades blandas se refieren a las competencias interpersonales, mientras que las habilidades duras son habilidades técnicas y cuantificables adquiridas a lo largo del tiempo.

Mientras que las habilidades blandas están vinculadas a la personalidad y a las características individuales, las habilidades duras están asociadas al tipo de trabajo y al puesto que se desempeña. Por ejemplo, habilidades duras específicas podrían incluir el dominio de un lenguaje de programación o el uso de software especializado.

Independientemente de los conocimientos técnicos o la experiencia en un campo específico, las habilidades blandas son esenciales para aplicar eficazmente estos conocimientos en la resolución de problemas, cultivar estas habilidades es crucial por varias razones:

  • Permiten adaptarse a las necesidades cambiantes del entorno laboral y resolver problemas prácticos.
  • Facilitan la especialización al mejorar las capacidades para realizar tareas específicas.
  • Mejoran la colaboración y el trabajo en equipo al reconocer y aprovechar las fortalezas individuales.
  • Contribuyen a mejorar las relaciones humanas, lo que puede ser un factor diferenciador en la prestación de servicios o la venta de productos.

Además, las habilidades blandas sirven como indicadores de si un candidato será exitoso en un determinado rol. Por ejemplo, para un puesto de atención al cliente, es esencial tener habilidades blandas que permitan un trato amable y servicial, además de habilidades técnicas específicas.

Tipos de habilidades blandas Las habilidades blandas se pueden categorizar en diferentes tipos según su función:

En resumen, las habilidades blandas son fundamentales para el éxito profesional, ya que complementan los conocimientos técnicos y contribuyen al desarrollo de relaciones efectivas en el entorno labor. 

Open chat
GEN.iality
¡Bienvenido a GENIALITY!

¿Necesitas información?