Capacitación tradicional

La capacitación tradicional de empleados es un enfoque de formación profesional que se adhiere a métodos convencionales para el desarrollo de competencias laborales específicas. Este modelo de capacitación abarca diversas técnicas, que pueden incluir seminarios en persona, talleres formativos, exposiciones didácticas, así como la utilización de materiales impresos tales como manuales operativos y textos de referencia.

Las características distintivas de la capacitación tradicional comprenden:

Modalidad Presencial: se lleva a cabo en una locación física designada, tal como un auditorio, un salón de clases o dentro de las instalaciones corporativas, facilitando una interacción directa entre los instructores y los participantes.

Conducción por Instructores: un especialista o conocedor del tema dirige la sesión, suministrando información relevante, ejemplificaciones prácticas y resolviendo interrogantes. La eficacia del aprendizaje depende significativamente de la pericia y capacidad didáctica del facilitador.

Estructura Programática: los programas de formación tradicionales se caracterizan por seguir un esquema bien definido con metas educativas establecidas. La planificación y el contenido del curso están meticulosamente delineados de acuerdo con los objetivos formativos institucionales.

Interacción Restringida: aunque existen momentos destinados para el diálogo grupal o actividades colaborativas, la interacción se limita predominantemente al intercambio de preguntas y respuestas con el educador, limitando la participación activa y el compromiso de todos los asistentes.

Evaluación Estandarizada: las metodologías de evaluación tradicionales, que incluyen exámenes escritos, exposiciones orales y pruebas prácticas, son empleadas para cuantificar el grado de comprensión y asimilación del contenido por parte del empleado.

Históricamente, la capacitación tradicional ha constituido el pilar fundamental en el esquema de desarrollo profesional en numerosas organizaciones. No obstante, el progreso tecnológico y la evolución en las expectativas laborales han impulsado a muchas empresas a buscar alternativas o complementos a estos métodos tradicionales, tales como la formación virtual, técnicas de gamificación y soluciones de aprendizaje móvil, que ofrecen una mayor adaptabilidad y personalización del proceso educativo.

Ventajas

  • La persona tiene contacto con otros compañeros 
  • Trato directo entre el capacitador y empleado
  • Permite identificar habilidades del estudiante
  • Resolución de dudas inmediata 

      Desventajas

      • El personal debe permanecer muchas horas en clase.
      • El personal puede distraer su atención con facilidad en una clase 100% oral, perdiendo el hilo de la lección. 
      • En ocasiones, el personal no tiene la oportunidad de resolver dudas durante la clase. 
      • Poca interacción, el personal puede llegar a aburrirse, ya que, no se realizan actividades lúdicas

      Capacitación gamificada

      La gamificación, un concepto que ha capturado la atención en diversos ámbitos recientemente, merece una exploración más profunda para desentrañar su verdadera esencia y potencial aplicativo. Contrario a los estereotipos que confinan al gaming a un público infantil o lo relegan al simple entretenimiento, existen preconceptos que distorsionan la percepción real de su alcance y significado.

      Esta metodología pedagógica se vale de la dinámica y el encanto inherente de las actividades gamificadas para enriquecer el proceso educativo y profesional, aspirando a lograr una mayor eficacia en la adquisición de conocimientos y habilidades. Mediante el uso de recompensas y otros estímulos, busca no solo facilitar el aprendizaje sino también incrementar la motivación de los usuarios.

      Un dato revelador sobre el perfil demográfico de los usuarios de videojuegos, con una edad promedio de 34 años, subraya la razón por la cual cada vez más corporaciones se inclinan hacia la gamificación como instrumento de formación. La coyuntura actual, marcada por la necesidad de adaptación a modalidades de trabajo remoto debido a restricciones sanitarias, ha potenciado el valor del gaming como medio para realizar capacitaciones a distancia en un marco lúdico y atractivo.

      La gamificación se distingue de las metodologías convencionales de capacitación en varios aspectos fundamentales:

      • Fomento de la Creatividad e Innovación: A diferencia de los enfoques tradicionales, propicia un ambiente que estimula el pensamiento creativo y la innovación.
      • Enfoque Práctico: Proporciona una plataforma para la aplicación directa de los conceptos aprendidos, contrastando con la naturaleza predominantemente teórica de la capacitación convencional.
      • Reducción de Costos: Elimina gastos asociados a desplazamientos, alojamiento y coordinación de horarios.
      • Mayor Compromiso: La naturaleza entretenida del aprendizaje a través de juegos incrementa significativamente la participación y el compromiso de los participantes.
      • Evaluación en Tiempo Real: Ofrece herramientas avanzadas para el monitoreo y evaluación continua del progreso de aprendizaje.

      La industria de la gamificación ha experimentado un auge sin precedentes, alcanzando cifras récord en facturación durante el año 2020, un crecimiento potenciado por el contexto pandémico. Específicamente, la región de Latinoamérica, y Argentina en particular, ha visto un notable incremento en el segmento de gaming móvil.

      Por tanto, la gamificación se consolida como una fuerza transformadora en el ámbito de la capacitación empresarial y el desarrollo conductual, proyectándose como un sector en constante expansión. Para concluir, quisiera evocar una reflexión que encapsula mi perspectiva: “Aunque aprender no es en sí un juego, el juego puede ser un vehículo supremo para aprender”.

      Open chat
      GEN.iality
      ¡Bienvenido a GENIALITY!

      ¿Necesitas información?